Cómo desenredar el cabello

cepillos

Pareciera que lo más sencillo es literalmente pasar el cepillo sobre la cabellera enredada, pero esto se convierte en un verdadero suplicio, sobre todo en largas y maltratadas cabelleras: cepillar con fuerza no sólo es doloroso sino contraproducente, pues se corre el riesgo de maltratar aún más las puntas o romper la frágil estructura capilar.

Lo primero es conseguir un cepillo de cerdas suaves pero firmes, de preferencia de alguna fibra natural. Un peine de dientes anchos también es útil para desenredar las cabelleras crespas.

Conviene hacerse de sílica o “seda líquida”, esta sustancia se encuentra en casi todos los salones de belleza y centros comerciales bajo diferentes nombres comerciales; el gel de sílica ayuda a desenredar efectivamente las puntas rebeldes además de proporcionar brillo y dar protección a la cutícula capilar.

Es muy importante que se use poca cantidad, de lo contrario sólo se logrará apelmazar el cabello y darle una apariencia grasosa. Dos o tres gotas bastarán y estas deben distribuirse de las puntas del cabello hacia arriba con movimientos suaves. Lo mejor es aplicar la sílica sobre el cabello húmedo ya que el agua presente en el pelo ayudará a distribuir mejor la sustancia.

Se deben cepillar primero las puntas, procurando no dar tirones fuertes; ya que estas se encuentren desenredadas, con el peine proceder a separar en guedejas ir cepillando una a una. Dar cepilladas sin ton ni son sobre toda la cabellera, sólo la enredarás más.

Otro consejo: jamás cepille tu cabellera si le has colocado fijador en spray o gel.  Tu cabello tiene más riesgo de quiebre además de que al cepillar producirás un polvillo similar a la caspa.

Una cabellera bien cepillada siempre resultará brillante, saludable y atractiva.

Foto: romanlily

Por Veronica

Comentarios

blog comments powered by Disqus