5 consejos para comprar el sujetador adecuado

Como elegir el sujetador adecuado

Por sencillo que pueda parecer, elegir el sujetador adecuado no es siempre tan fácil como pensaríamos, sobretodo si tenemos en cuenta que queremos una prenda que nos es imperativa en el vestir cotidiano, pero que también resulte favorecedora, que sea de buena calidad y claro que siendo una prenda femenina luzca atractiva y sugerente, aún cuando solo la lleves para ti misma, pero el sujetador mejor elegido puede obrar en beneficio de tu figura estupendamente.

Es importante establecer ¿qué se necesita en un sujetador adecuado? sencillamente tres aspectos básicos: que sujete bien, que sea adecuado para la ropa que luces, que sea duradero y no pierda forma fácilmente, a partir de llenar estos 3 requisitos, el sujetador que cumpla con ellos, puede considerarse el mejor que puedas tener, y no el que se vea más ornamentado ni el que sea precisamente barato, porque siendo más accesible en costo quizá no logre darte el sostén que el seno necesita ni hacerte lucir.

  1. Que sujete bien es importante, los senos se mantienen en su sitio con la ayuda del sujetador, la moda de prescindir de él pasó tiempo ya, y el resultado desastroso fue unos senos que además de los avatares de la gravedad se las vieron con poca sujeción y los músculos, de mujeres jóvenes y adultas, cedieron. Hoy en día sabemos que si el sujetador no hace su trabajo, nos veremos con los senos flácidos.
  2. No usamos el mismo vestido para ir de camping que para ir a una cita romántica, igualmente usar el mismo sujetador para una blusa transparente que para una camisa oscura es totalmente inadecuado, sencillamente porque para verte bien, tienes que sentirte bien. Si el sujetador está diseñado para un vestido sin hombros ¿por qué irás con él con una prenda que no lo necesita? y si quieres presumir una blusa de tirantes cruzados, llevar un sujetador normal es totalmente falto de atractivo. Cuando compras debes elegir un sujetador para el cotidiano con los tirantes tradicionales, un sujetador para prendas strapless, un sujetador que tenga tirantes intercambiables.
  3. Tu sujetador no debe perder forma ni atractivo, eso es resultado de un sujetador mal elegido a bajo costo o de precio alto pero mala calidad, que de todo hay. Es imprescindible ver bien su diseño antes de comprarlo y plantearte estas preguntas ¿los tirantes sujetan bien, están reforzados? ¿no tiene accesorios plásticos de corta duración? ¿las costuras se ven definidas, nada de arruinarse a la primera lavada? ¿las partes metálicas están bien sujetas y recubiertas?  Si llena a satisfacción estas exigencias, no tienes más que elegirlo, y es hora de comprarte el más coqueto.
  4. Pero no, que aún nos quedan otros dos consejos para comprar un buen sujetador, el tamaño es inevitable dejar de lado, no puedes asumir que la medida de los sujetadores funcionan para todas las chicas porque por ello mismo varían las tallas de copa, que sí, que aunque algunas puedan pensar que el sujetador funciona bien con tan solo la talla, no es para nada así, por ello debes tomarte tu tiempo para elegirlo y buscar el que siendo tu talla también sea el número de copa que utilizas de lo contrario te ves con un sujetador que te queda ligeramente holgado del área del pezón, o demasiado ceñido haciendo lucir el seno aplastado.
  5. Y no debes olvidar este último consejo, los sujetadores más favorables son los que están diseñados de manera anatómica, esto es que toman la forma del seno y no los famosos «top» uniformes y sin forma que que pudieran parecer y ser cómodos, permiten que el peso del seno sin sujeción afloje los músculos del mismo.
Compartir

Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/ellashoy.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326