Planes románticos en pareja

Planes románticos para matar la monotonía

La monotonía puede ser la peor de las cosas que suceden a la vida en pareja, y lo más lamentable es que es algo fácilmente evitable por ambos, por ello es tan importante mantener el interés mutuo y planear cosas juntos, alejarse de lo cotidiano, y trazarse planes románticos en pareja, para recuperar la emoción, para replantearse los momentos del idilio, para intentar cosas nuevas y para preservar la unión, porque sí, la monotonía también distancia a la pareja, tanto como la lleva por la infidelidad y la desilusión.

¿Cómo planear el romance juntos? no hace falta marchar lejos, ni dejarse llevar por una vacación plena de sensaciones, algunas pequeñas cosas y unos detalles básicos harán recuperar esa sensación de complicidad y romance que a todos nos gusta disfrutar y que muchas veces nos vemos anhelando del pasado, cuando vivimos en pareja y la rutina se instala entre ambos.

Hacer un plan para dos, piensen en una actividad juntos en la que, si tienen hijos, no deban incluir a los niños, no es que no sean importantes, pero la pareja debe disfrutarse mutuamente por aparte del resto del núcleo familiar. Quizá intentar una escapada de fin de semana una vez por mes, una salida a la semana, quizá una noche de cine para dos, una salida a comer cada martes, una noche de disfrutar la mutua compañía solos.

Intentar cosas nuevas y disfrutar el momento, esos momentos pensados para recapturar el romance y la emoción mutua deben alejarse de los problemas cotidianos, planeen intentar algo nuevo, quizá visitar un lugar nuevo, intentar un hobby para ambos, compartir algo, una noche romántica en un hotel alejados de todos, ser aventureros y plantearse algo nuevo en el sexo, relegado a la monotonía por los niños, por el cansancio de los días.

Detalles para ambos y romance para dos, hagan una lista de las cosas que siempre disfrutaron cuando eran novios o cuando empezaban a compartir casa, seguro que muchas de ellas han quedado atrás, por falta de tiempo o por las responsabilidades e intenten recuperarlas.  Quizá a él le gustaba bailar y ha pasado tiempo desde la última vez que bailaron…que a ti te fascinaban las noches de películas de terror, tomarle de la mano y asustarse juntos, reír, es hora de retomar lo que era emocionante, porque las emociones aunque maduremos, aunque nos conozcamos ya demasiado, nunca se extinguen.

Compartir