Posturas sexuales y sus secretos

Posturas sexuales

No pensarse que vamos a darles un compendio de posturas sexuales, ya todos sabemos dónde podemos consultar éstas, pero sí les vamos a contar sobre las que son más populares, más cómodas, más gratificantes, porque en el sexo como en todos los aspectos de la vida, hay cosas que nos gustan más, que nos hacen sentir más cómodas y a las que nos acostumbramos. Y las posturas sexuales por mucho que nos consideremos sexualmente liberadas, siguen siendo un tanto “conservadoras” porque en el subconsciente femenino aún persiste la idea de que el sexo solo debe practicarse en las maneras tradicionales de siempre.

La liberación sexual de los años ’60 permitió a generaciones de mujeres sentirse libres en cuanto a expresar sus deseos y vivir plenamente su vida sexual, aunque cobró gran interés hasta hoy, tratados de seducción como el Kamasutra que nos ha confirmado que algunas culturas avanzaron en búsqueda de satisfacción con más liberalidad que Occidente, insistimos, aún falta mucho por recorrer en el sentido de un género femenino dispuesto al 100% a probar el goce sexual en todas las formas de postura que le permitan obtener el preciado don del sexo, el orgasmo.

Hay sin embargo, dos posturas popularmente conocidas que dejan de lado la tradicional “misionero” para permitir que él y ella obtengan un disfrute mayor, controlen sus sensaciones y se den satisfacción mutua en el mismo lapso de tiempo, esto significa en un mayor acoplamiento.

El 69 es una forma de disfrute pleno que a través del sexo oral mutuo puede llevar al inmediato y prolongado orgasmo y la eyaculación. Con muchas variantes encuentra sus raíces en el mencionado Kamasutra, y es una de las prácticas sexuales más conocidas y satisfactorias, por cuanto permite el disfrute máximo de ambos que puede alcanzar con más facilidad el orgasmo y eyacular, debido a la posición en que se encuentran ella arriba y él abajo.

El 77 es una variante más moderna de las posturas sexuales, y una que muchas parejas  disfrutan por la comodidad, pero que quieren aumentar el disfrute por cuanto ella en posición de espaldas y de lado y él apoyado en su espalda también sobre su costado, la penetra por detrás, es un modo de retener por más tiempo el  placer previo al orgasmo por cuanto ella controla los movimientos que suelen convertirse como un baile suave sexual, una penetración de disfrute máximo.

Compartir