Finalizar tus ejercicios de forma inteligente

ejercicios

Finalizar tus ejercicios

Enfriarte después de una sesión en el gimnasio no entra en nuestras prioridades. Pero volver lentamente a regular nuestra presión sanguínea y ritmo cardíaco es importante porque reduce el riesgo de lastimarnos.

También este proceso hace que te olvides del dolor de una buena sesión de ejercicios, incrementando las opciones de que lo hagas nuevamente. Para eso te traigo unos consejos para finalizar tu ejercicio de una forma inteligente y sentirte muy bien.

Después de que levantes pesas debes consentir tus músculos que trabajaste estirándolos por cinco minutos. Después descansa un poco y para finalizar haz una ducha de contrastes, en donde alternes tres minutos de agua caliente con un minuto de fría. Todo esto porque el agua fría ayuda a volver nuestro metabolismo más lento y evitar las inflamaciones y dolores.

Después de correr finaliza con intervalos, corriendo a una buena velocidad por 20 o 25 minutos y después caminas o trotas por un minuto o dos. Repítelo entre tres y cinco veces y luego estira todos los músculos de tus piernas para que no te duelan al siguiente día.

Después de nadar húndete debajo del agua cinco o seis veces y cada vez expulsa todo tu aire. Después nada una décima parte de tu ejercicio despacio y tranquilamente.

A pesar de que el ejercicio de la natación de siente relajante, la parte del enfriado es muy importante para volver al ritmo normal del corazón y prevenir los calambres y lastimarnos innecesariamente.

Foto: Ed Yourdon

Compartir