Trucos para liberar el estrés

ducha relajante

Para relajarte en un instante no debes ir a un spa costoso y lejano. Para encontrar una verdadera cura para el estrés simplemente debes aplicar unas cuantas estrategias en tu vida diaria que harán que todos tus problemas se alejen y que todo parezca mucho más fácil.

Sé que puede ser difícil encontrar tiempo y convencimiento para saber que estas tácticas pueden funcionar, así que lo mejor es que las intentes tu misma.

Convierte tu ducha en un ritual de relajación: Pueden mantener tus rápidas estrategias de enjabonar y enjuagar tu cuerpo, pero puedes agregar un pequeño detalle que hará mucho mejor esa experiencia y la convertirá casi en una experiencia de spa. Puedes cambiar tu jabón normal por un gel más completo que tenga la fragancia que te recuerde a tu lugar favorito.

También puedes intentar con una de esas tabletas para el baño que tienen una esencia relajante. Pero claro, cuando no se tiene tiempo es difícil de utilizar para darte un largo baño relajante, por lo que te recomiendo ponerla en el suelo de la ducha y así se irá disolviendo con el agua y llenará todo tu cuarto de baño con su aroma. Cuando el aroma esté en el aire toma aire por la nariz profundamente unas cuantas veces para ayudarte a calmar los nervios y dejar ir el estrés.

Detente por unos segundos relajantes: Cuando no tengas tiempo de dejar tu escritorio, humedece tu rostro con un espray de esencia de pepino. Eso se siente muy relajante, hidrata tu piel y ofrece un delicioso descanso del aire de la oficina. Además el aroma del pepino cohombro es capaz de reducir la ansiedad, así que te ayudará a relajarte por un momento.

Además para incrementar un poco más el buen efecto calmante que tiene esta pequeña sesión de relajación dentro de la oficina y en medio de todos tus deberes, te recomiendo desconectarte de la realidad por algunos minutos para poner tu mente en blanco. Para hacer esto puedes cerrar la puerta de tu oficina, te desconectas de tu correo electrónico, aplicas la esencia de pepino y cierras los ojos pensando en cosas que no te estresen.

Foto: Gracias a turydddu

Compartir