A relajarte rápida y sencillamente

relajacion trucos

Relajarte rápida y sencillamente no cuesta tanto

El estrés es una de las condiciones que afecta a una gran cantidad de personas en todo el mundo. Y no son sólo los sentimientos de ansiedad, de nerviosismo y de incapacidad lo que sufren las personas estresadas, sino que todo ese cúmulo de cosas puede hacer que el cuerpo físicamente también empiece a responder a todo y a sentirse mal. Para evitar todo esto, te traigo algunos trucos para relajarte sin que inviertas mucho tiempo ni esfuerzo.

Deshazte del estrés con un masaje en las manos: Ya sea que trabajes todo el día en el ordenador o computadora, o que hagas otras clase de trabajos, las manos tienen una buena cantidad de tensión. Pero al utilizar una técnica de reflexología rápida y modificada puedes hacer que esa tensión que se siente como cuando cerramos la mano en un puño fuerte se vaya e incluso relajar el resto de tu cuerpo.

Primero debes aplicar una loción aceitosa en tus manos para que sea fácil masajearlas. Empieza masajeando la base del músculo grande que tenemos debajo del pulgar. Utilizando los dedos de tu otra mano masajéalo en movimientos circulares suavemente. Luego ve subiendo lentamente a la punta del pulgar con movimientos circulares y así liberarás las rigidez de tu cuello, de tus hombros y de tu cabeza.

Toma un relajante baño para dormir bien: Los expertos sugieren que te metas en un baño tibio una hora antes de ir a la cama. Todo porque metiéndote en una bañera con el agua caliente, aumentará la temperatura de tu cuerpo y eso es precisamente lo que puede ayudarte a mejorar la calidad de tu sueño, incrementando la cantidad de sueño profundo que tienes.

Y si quieres hacer de este baño una experiencia aún más relajante, puedes ponerle al agua de la bañera algún aceite que deje tu piel tersa y suave o algunas sales con esencias florales relajantes, bajando un poco la intensidad de las luces ya que la oscuridad le da señales al cerebro de que es hora de ir a dormir o simplemente ponerte una loción hidratante relajante en el cuerpo después de salir del baño.

Cepíllate el cabello para relajarte: Se siente muy bien cuando alguien pasa sus dedos por tu cabello, pero el simple acto de cepillarte el cabello te puede hacer sentir igual de bien porque los movimientos repetitivos como ese pueden liberar una sensación relajante en tu cuerpo. Esta simple tarea puede hacerte olvidar de todo el estrés que tuviste durante el día y hacer que te calmes totalmente.

Ayúdate con la aroma terapia: Las evidencias muestran que ciertos aceites esenciales como el de lavanda y el de sándalo, son relajantes. La lavanda tiene efectos calmantes y relajantes, por eso es bueno que la utilices antes de ir a la cama. Puedes poner un poco de aceite esencial de lavanda en los puntos del pulso de tu cuerpo, que están ubicados en la base del cuello, en las muñecas y en las sienes, antes de meterte en la cama. La calidez de estas áreas de tu piel puede hacer que esta esencia huela más, lo que hace que te sientas mejor durante el sueño.

Foto: Unfurled

Compartir