Escoger las gafas de acuerdo a la forma del rostro

glasses1901

Con las paredes y vitrinas de las ópticas y consultorios de optometría llenos de marcos, es muy difícil escoger unas gafas normales o de sol que vayan con nuestro rostro. Y teniendo en cuenta que están en toda la mitad de nuestra cara, lo mejor es escoger algunas que nos hagan lucir aún mejor de lo que ya somos. Por ese motivo te traigo algunos consejos sobre la clase de gafas que utilizar para la forma de nuestra cara.

La cara de forma ovalada es más larga que ancha y tiene las facciones balanceadas. Esas caras pueden utilizar casi todas las clases de gafas sin arruinar sus cualidades. Eso sí, hay que asegurarse de escoger marcos que sean igual o más anchos que la parte más ancha del rostro.

El rostro de forma triangular tiene la frente estrecha y una mandíbula prominente. El objetivo en estos casos es simple: realzar los rasgos más sutiles y desviar la atención de los prominentes. Desde que se tiene una mandíbula que llama mucho la atención, se recomienda cambiarla hacia arriba utilizando gafas que tienen marcos más anchos o más coloridos.

La cara de forma cuadrada tiene una la línea de la mandíbula fuerte y el hueso de la frente igual de ancho. Esta clase de características hacen ver a las personas como fuertes, que inspiran confianza y tal vez un poco testarudas. Las gafas rectangulares pueden exagerar esas cualidades, por eso para suavizar un poco la imagen y balancear los rasgos se recomienda utilizar marcos un poco redondeados en los extremos.

El rostro de forma de diamante tiene pómulos altos y sobresalientes y una frente y mandíbula estrechas. Estos pómulos hacen que la cara se vea exótica, así que se puede escoger si se quieren resaltar aún más o si se quieren contrastar con unas gafas discretas. Para asegurarse que las gafas queden bien, se recomienda sonreír ampliamente cuando se las esté probando, si la parte baja de los lentes toca los pómulos, se necesitan unas más delgadas.

Las caras de formas redondas tienen curvas suaves y son similares de largo y ancho. Las buenas noticias es que usualmente asociamos los rostros redondos con la juventud, así que siempre se verá por lo menos cinco años más jóvenes de lo que realmente se es. En cuanto a las gafas, se recomienda contrastar esas lindas mejillas con algunos ángulos más sofisticados que se consiguen con marcos delgados y bordes angulares.

Los rostros en forma de corazón son más anchos en la frente y delgados en la mandíbula. Con estos rasgos delicados, esta forma es la más femenina de todas. Las gafas grandes y pesadas puede opacar los rasgos así que no se recomiendan. Por otro lado, los marcos delgados y metálicos, así como los plásticos más delgados, son los ideales para esta clase de caras.

Foto: Macint

Compartir

Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/ellashoy.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326