Concentración para hacer los deberes

concentrarte trabajo

Hacer los deberes diarios

Cuando vamos a nuestro trabajo podemos encontrarnos horas haciendo cosas para evitar los proyectos que debemos hacer. Y la mayoría de esas horas las pasamos en actividades que pensamos que son divertidas y porque no podemos concentrarnos realmente en todo lo que nuestro jefe está esperando que entreguemos lo más pronto posible. Para esos casos te traigo algunos tips que son muy útiles a la hora de recobrar la concentración en el trabajo.

Piensa un poco en el pasado: En medio de tanto trabajo y tantas horas que pasamos desarrollando proyecto tras proyecto nos olvidamos de todo lo bueno que hemos hecho en nuestra carrera. Pero mirar atrás en algunas ocasiones puede darnos un buen impulso para adelante, y así en vez de estar frustradas sobre el lugar en donde queremos estar, debemos pensar en aquellas ocasiones en las que tuvimos éxito. Y con ese sentimiento de confianza y de éxito podemos movernos mejor hasta el próximo objetivo.

Busca un momento solitario para pasar contigo misma: Por ejemplo los ascensores son un excelente lugar para hacer esto. Simplemente debes quedarte de pie allí, olvidarte de todas tus preocupaciones y tomarte un minuto simplemente para estar en ese lugar solitario. Al disfrutar de estos pequeños momentos personales puedes liberarte del estrés y darte un nuevo aire, así cuando vuelvas al escritorio estarás un poco renovada.

Limpia tu escritorio: Si este lugar está lleno de cosas, posiblemente tu cerebro también está un poco desordenado. Los expertos aseguran que en una oficina, el ambiente es un reflejo del orden en la mente de la persona. Así que cada pila de papeles desordenados es un obstáculo más para que tus pensamientos no corran ordenadamente. Así que es mejor que ordenes todo porque una vez que sepas donde todo está, podrás concentrarte un poco mejor en las tareas que debes hacer.

Organiza tu tiempo: Existen varias cosas que pensamos que son urgentes y en realidad no lo son. Una veces es simplemente porque queremos hacer unas cosas primero que otras, pero la mayoría de veces es porque no organizamos nuestras prioridades. Simplemente debes tomar una agenda, real o electrónica, y pon hora por hora lo que debes hacer organizando de mayor a menor importancia, así tendrás más tiempo libre.

Foto: _hlian

Compartir