Tómate unas vacaciones de tu trabajo

vacaciones trabajo

Vacaciones de trabajo

Cualquier momento del año es bueno para tomarse unas merecidas vacaciones y muchas mujeres estás escogiendo épocas fuera de las vacaciones comunes para tener un poco más de libertad económica y para que todo no esté tan lleno como en el verano, por ejemplo. Sin embargo, más que las congestiones y los vuelos con oberbooking, existen varias cosas que pueden estresarnos y no dejarnos disfrutar, por lo que te traigo algunos consejos para evitar que eso pase.

Haz un plan para la oficina: Planea que todo en tu trabajo pueda seguir bien mientras estás de vacaciones. Una semana antes reúnete con tu jefe o supervisor, diles las tareas y proyectos que estás desarrollando y dile que personas crees que pueden seguir con él mientras estás descansando. También deja mensajes en tu teléfono y en el correo electrónico que diga la fecha en la que vuelves para que te contacten entonces.

Date un día para acomodarte: Pon en tus días de descanso un día extra para recuperarte. Por ejemplo, si vuelves de tu viaje el siete, di que vuelves el ocho, así tendrás todo un día para recuperar las fuerzas que quedan después de volver de viajar. En ese día revisa tus correos electrónicos, tu correo normal y lava la ropa, para que así llegues a tu trabajo libre de estrés.

Lee tu correo: En ocasiones puede ser más estresante que vivas tus vacaciones con la incertidumbre de los correos electrónicos que te habrán llegado sin que los puedas responder. Así que si crees que es mejor para ti, puedes tomarte un momento del día para revisarlo, pero ponte límites, por ejemplo haz que sólo sean treinta minutos cada dos días los dedicados a esto.

Foto: teresawer

Compartir