Limpieza del rostro, el uso de toallitas húmedas y tónicos

uso de toallitas húmedas

Así como hay cremas , jabones, y espumas específicos para limpiar la piel del rostro, también contamos con otros tipos de productos que son muy efectivos, tal es el caso de las toallitas húmedas y los tónicos de limpieza. Aquí te contamos como funciona cada uno de ellos para que puedas aprovecharlos al máximo. Recuerda que para cuidar la piel, el primer paso es una correcta limpieza.

Uso de toallitas húmedas

Las toallitas húmedas, son muy prácticas y rápidas, pero es conveniente alternar su uso con lociones y leches limpiadoras, y si las utilizamos a diario conbinarlas con algún tipo de peeling, sobre todo en aquellos casos donde la piel es grasa, para evitar que se taponen o cierren por demás los poros.

Hay dos tipos de toallitas, las secas, que al mojarlas liberan un activo limpiador y suelen tener un lado más rugoso que el otro, lo que les da la posibilidad de realizar una leve exfoliación; y las toallitas húmedas, que sirven para todo tipo de pieles, pero no eliminan del todo la suciedad y restos de contaminación que podemos portar en el rostro, se deben usar dos como mínimo, para retirar por completo el grueso y la otra para repasar los pliegues del cuello y de toda la cara.

En cuanto a los tónicos, se aconseja utilizarlos siempre independientemente del tipo de limpieza que se use, ya que los mismos refrescan, aclaran, acondicionan y cierran nuevamente los poros retirando los restos de productos de limpieza que puedan haber quedado sobre la piel, debes aplicarlo con una mata de algodón y luego aplicarlo en el rostro.

Compartir