Tipos de fibra que colaboran con nuestro organismo

Existen dos tipos de fibra que son muy importantes para nuestra dieta, las fibras solubles y las insolubles, y proveen beneficios al sistema digestivo para mantener su regularidad.

Tipos de fibra

Las fibras insolubles, no se disuelven en agua, y son aquellas que tienen la capacidad de retener líquidos lo que hace que se aumente el volumen fecal, y lo hace más blando a la vez que favorece al tránsito intestinal, la misma está compuesta por celulosa, que se encuentra presente en los vegetales, hemicelulosa, que es un elemento estructural de las células vegetales, almidón no dirigible, que se encuentra por lo general en los tubérculos, cereales integrales, o frutas secas, y lignina, que es un tipo de fibra no soluble que a diferencia de las otras no pertenece a los carbohidratos. Tienen amplios beneficios, como equilibrar los niveles de colesterol, prevenir el cáncer de colon, combatir los aumentos de glucosa, se encuentran principalmente en el salvado de trigo, granos enteros y la cáscara de las frutas y vegetales.

Por otro lado las fibras solubles, se disuelve en agua y eleva la viscosidad del contenido intestinal y retrasa la absorción de algunas sustancias como la glucosa, el colesterol y las sales biliares. Está formada por pectina, que se encuentra en la pared celular de los vegetales, especialmente en la cáscara de las frutas, mucílagos, que es un tipo de fibra soluble, de naturaleza viscosa que producen algunas semillas de determinadas plantas, principalmente se la encuentra en legumbres y cereales, y resulta muy beneficiosa para las personas con diabetes, porque permite que los hidratos de carbono sean absorbidos lentamente en el intestino delgado, para evitar así un aumento brusco de la glucosa en sangre.

Compartir