Piedras preciosas delicadas y sus cuidados

piedra preciosa

Una gran cantidad de mujeres tenemos algún accesorio que tiene una piedra preciosa, pero en un buen porcentaje no tenemos ni la menor idea de cual es el cuidado adecuado que debemos tener con ellas, ni la limpieza que les debemos hacer para que sigan tan relucientes como desde un principio. Es por esto que a continuación, te doy algunos consejos para mantener algunas de estas piedras de una buena forma.

Como conservar las piedras preciosas

Los ópalos, los topacios, las aguamarinas, las esmeraldas y las turquesas son unas piedras preciosas que son muy delicadas, por lo que la forma como las debes llevar, así como su limpieza debe ser muy cuidadosa. Cualquier golpe o un mal trato a una de estas piedras puede hacer que se rompan o que se astillen, igualmente que con una máquina de limpieza ultrasónica, así que eso no es una opción.

Algunas de estas piedras preciosas, como son las esmeraldas y las turquesas, que han sido tratadas previamente con aceites y ceras para mejorar su cualidades y su brillo, tienen unas mayores posibilidades de parecer sin brillo y desgastadas si las limpias de una forma inadecuada, así que debes saber perfectamente los pasos a seguir si las quieres seguir viendo relucientes.

Así que en vez de llevarlas a que las limpien con máquinas ultrasónicas, te recomiendo que laves esta clase de piedras preciosas con un cepillo de dientes suave, con agua tibia y con un limpiador que no sea abrasivo, como un jabón lavaplatos o de manos que no sea muy fuerte. Sólo tienes que ponerle un poco y fregarlas delicadamente para que no las vayas a rayar. Después tienes que secarlas muy bien, en especial cuando estén incrustadas en plata, porque esta se puede manchar si está expuesta durante mucho tiempo al agua.

Compartir