Cómo aprovechar los beneficios de la vinoterapia en casa

La vinoterapia es una de las innovaciones naturales más recientes para los cuidados corporales. La misma utiliza diferentes tipos de uvas, vinos y aceites derivados de la vid, para mejorar la belleza y estética corporal, ya que gracias a su alto contenido de polifenoles, nos permite evitar el envejecimiento y el paso de los años.

Vinos más utilizados para la vinoterapia

Los principales vinos utilizados en la vinoterapia son el Mabrusco, que es muy rico en sustancias minerales y  favorece la elasticidad y el mantenimiento firme de la piel. También se utilizan vinos como el Sauvignon, que tiene propiedades tranquilizantes y es el más recomendable para realizar masajes, o el Chianti que es de iguales características. Por otro lado el varietal Cavernet o Merlot, son indicados para mejorar las imperfecciones de la piel, eliminar las células muertas y rejuvenecer el aspecto general de nuestra dermis.

Para disfrutar de la vinoterapia y sus beneficios en casa podemos realizar el siguiente tratamiento que ayudará a humectar y eliminar toxinas de nuestra piel. Toma nota.

Deberás preparar como de costumbre un baño de inmersión a la temperatura de vuestro agrado, y añadir cuatro tazas de vino tinto de calidad, y una taza de miel de abejas, luego hay que revolver el agua hasta que todas las sustancias estén integradas y simplemente sumergirse durante media hora, para obtener resultados casi inmediatos.

Compartir