A qué se debe la retención de líquidos en el cuerpo

Retención de líquidos problema común

La retención de líquidos en el cuerpo, es uno de los problemas de salud más comunes entre las mujeres, y uno de los que se puede prevenir y aliviar fácilmente con algunas modificaciones a nuestro modo de vida. Antes de pensar en cómo aliviar esa sensación molesta de hinchazón, hay que conocer sus causas porque a partir de la prevención se puede lograr controlar esta condición.

La retención de líquidos es una sensación de pesadez e hinchazón que afecta el abdomen, las manos, las piernas y en algunos casos está ligado a una sensación de ligero dolor en las piernas. Se ha comprobado que la misma, está ligada a una inadecuada función de los vasos sanguíneos que no permiten el recorrido normal de los líquidos en el cuerpo  y los retiene en los tejidos corporales.

La situación es muy común durante el período menstrual y durante la menopausia, siendo que es temporal desaparece cuando finaliza el período o cuando concluye la menopausia. Si la retención de líquidos es una condición que aparece regularmente, esto demanda una visita al médico para que establezca su origen y prescriba su curación, ya que está ligada a problemas de índole cardíaco, a tumores, a trombosis de las piernas, a la existencia de varices, al embarazo, insuficiencia renal y hepática, la obesidad y la edad y aún la administración de algunos medicamentos.

El chequeo médico determinará el tratamiento a seguir. Aunque descartada la presencia de enfermedades que la provoquen y cuando es parte de procesos como el embarazo, la menstruación y al menopausia, desaparece con poco, una forma de prevenir la retención de líquidos, cuando no se deriva de problemas médicos como los que hemos mencionado, no consumir sal de manera excesiva, usar ropa cómoda y no demasiado ajustada, ni en colores oscuros cuando el clima es cálido, no utilizar prendas elásticas, beber suficiente agua pura, no mantenerse demasiado tiempo de pie ni demasiado tiempo sentado, consumir una dieta con suficientes proteínas y mantener una rutina básica de ejercicios.

Compartir