Qué accesorios elegir para una cita romántica

Pareciera algo falto de interés el tema de hoy, lo será antes de leer este post, porque aunque pudieran pensar que una cita romántica que reviste especial interés para una mujer, no importa qué accesorios luzca si se ha hecho de un vestido perfecto y el maquillaje ideal, nada más lejos de la realidad, los accesorios en una cita romántica, surten una especie de adelanto en la percepción masculina, errada muchas veces pero igual merecedora de atención, de la personalidad de la mujer.

Detalles de una cita romántica

No son solo ellos que también lo hacen ellas, de manera mecánica sin casi darse cuenta, los que establecen virtudes o defectos a partir de la apariencia del género opuesto, y ponen ambos por igual expectativas que parecen, aunque insistimos equivocadamente, delinear la personalidad de alguien a partir de cómo luce. Y esos accesorios que llevas en una cita romántica con alguien que te interesa pero no te conoce lo suficiente para dejar de lado los adornos de tu apariencia sin ligarlos a tu personalidad, deben ser cuidadosamente seleccionados, de manera que no proyecten una imagen distorsionada de ti pero que tampoco te quiten el placer de lucirte como te gusta.

Además de la exigencia en cuanto a la elegancia y coquetería en una cita romántica, ten en cuenta estos preceptos para triunfar ante los ojos de quien tanto interés despierta en ti y que no sean los accesorios la causa de no dar la impresión que deseas. Evita el exceso de accesorios de cualquier tipo, el exceso resulta vulgar en cualquier sentido y en los accesorios lo es en mucho, bastará con una pulsera y el reloj, los pendientes y el collar, para lograr realzar la apariencia mucho más que llenarla como un escaparate de propuestas.

Evitar ser ostentoso o demasiado sencillo, todo los extremos son malos y no quieres sacarte toda la buena joyería reunida durante mucho tiempo para una sola cita, ni quieres presumir de ermitaña que no sabe de moda, evita llevarte toda la joyería porque ese aire de «tengo suficiente para comprar esto y más» intimida a la mayoría de hombres que ya se piensan en su cartera sufragando dichos gastos o se sienten que quizá les superas en capacidad económica, lo que en ambos casos hiere su ego. Pero si te presentas sin nada de accesorios, pensará que no le das importancia a la cita y que ese afán de lucir «al natural» sin adorno alguno es como decirle «que no merece que saques tus mejores accesorios de paseo por una cita con él».

Compartir