Como seleccionar el mejor sujetador

Los sujetadores no sirven únicamente como complemento decorativo o realzador de escote, sino que se diseñó especialmente para sujetar el pecho.

Muchas veces no tenemos tiempo y compramos un sujetador sin tener en cuenta su comodidad o la talla que necesitamos. Por eso, una mala elección o utilización puede agravar problemas de salud como piel rojiza, problemas de espalda, drenaje linfático incorrecto e incluso quistes mamarios a pesar de que no los provoque.

Nosotros, al igual que la mayoría de los expertos, recomendamos que se utilice un sujetador cómodo y de tirantes anchos.

¿Por qué recomendamos esta clase de sujetadores?

Consideramos que un sujetador es cómodo cuando el contorno se adapta a nuestro cuerpo sin molestarnos y las partes (trasera o delantera) no se desplazan, es decir, que permanecen más o menos a la misma altura. Todos los sujetadores que posean una parte más elevada resultarán incómodos y no sujetarán de forma adecuada nuestro pecho.

Además, recomendamos que los sujetadores posean unos tirantes anchos porque el peso se repartirá más uniformemente y no provocaremos una carga excesiva en nuestros hombros.

El estudio que realizó la marca de lencería Belcor Pharma demuestra que el 30% de las consultas medicas realizadas por dolores de pecho, estaban relacionadas con el uso inadecuado de los sujetadores. Por este motivo, consideramos que es importante utilizar un sujetador cómodo, de la talla adecuada y que se adapte perfectamente a nuestro cuerpo.

Para finalizar, os diremos que el tejido natural como el algodón es el material idóneo para esta prenda íntima, ya que es un tejido transpirable y no provoca irritaciones.

De todas formas, si poseemos algún sujetador que no sea de tejidos transpirables y notamos que el roce nos provoca irritaciones, podemos forrar la zona con algodón y evitaremos esas lonchas rojas en la piel.

Compartir