Cómo aumentar la agilidad mental

aumentar la agilidad mental

Nuestra mente es un perfecto sistema que funciona bien cuando está bien y que puede funcionar, como cualquier otra parte del cuerpo, deficientemente si se ve sometida a situaciones que le desgastan innecesariamente o responde a una vida sedentaria, porque como todo, como sucede con nuestro cuerpo en el aspecto físico, hay que darle un poco de mantenimiento y cuidados para que funcione bien, ya que la agilidad mental es indispensable para el desarrollo pleno de tu vida personal y laboral.

La mente puede perder su agilidad, debido a someterse a condiciones extremas de estrés, también pierde su agilidad cuando no se le cultiva, como a una planta hay que abonarla, y cuando llevamos una vida sedentaria, el cuerpo entero nos pasa factura y eso incluye la mente.

Hay tres aspectos importantes para aumentar la agilidad mental.

Controlar los niveles de estrés, que alteran el sistema nervioso e influyen en nuestro ánimo. Porque las excesivas preocupaciones nos alejan la concentración y reducen nuestra capacidad de respuesta mental. Tomar las cosas con calma y destinar un tiempo para el relax ayudan a que la mente reciba una dósis diaria de paz que le permita retomar con brillo el entorno.

Parte de mantener esa agilidad mental es darle a la mente el suficiente material para que se mantenga ocupada, activa, interesada, y eso corresponde a los hábitos de interés intelectual como leer, participar de actividades culturales, practicar hobbies, no solo contribuyen a la salud mental sino mejoran tu acervo cultural.

Una vida sedentaria puede llevarte por la apatía y esto influye en tu mente, reduce la capacidad de pensar rápidamente, de hacer razonamientos con rápidez y eso se soluciona con poco, una caminata por el parque o una visita al gimnasio un par de días a la semana alejan la mente de lo sedentario y la mantienen en su equilibrio perfecto.
Además claro está, una alimentación balanceada que suponga el consumo de todos los grupos de alimentos que el cuerpo necesita, sobretodo vegetales verdes ligados a las funciones cerebrales, todo es poco cuando se trata de mantener nuestra agilidad mental que se traduce también en pérdida de memoria y falta de interés.

Compartir