Cómo cuidar la ropa de seda

ropa de seda

Ropa de seda cuidado

Nuestras prendas todas son importantes, pero ciertamente las que siempre nos resultan más caras son las prendas de seda, porque lucen estupendas, porque duran bien si se saben cuidar, y cuidarlas especialmente para que siempre estén perfectas es parte de nuestro día a día, no se necesitan grandes cosas para saber cómo cuidar la ropa de seda, en 5 pasos que te damos ahora, tu ropa lucirá siempre como el primer día.

  1. El lavado de la ropa de seda debe hacerse a mano, el someterla a la fuerza centrífuga de la lavadora puede dañarla igual que secarla en la secadora puede hacer que su apariencia sea menos atractiva. Lavarla con jabón suave preferente un jabón de bebé para que quede perfectamente y jamás retorcerla, sino tenderla sobre una toalla para que suelte la humedad.
  2. El planchado es algo que debe cuidarse también, hay que colocar un paño entre la prenda de seda y la plancha para que así el calor no altere el brillo o la intensidad del color. Algunas prendas de seda labradas tienden a perder forma con el calor directo de la plancha.
  3. Hay que colocar la prenda luego del lavado tendidas sobre un lugar al aire libre pero a la sombra, después de todo la seda se seca rápidamente, someterla a los rayos solares resulta igual que colocarla en la secadora, así que para que dure más dejarla tendida a la sombra es lo ideal.
  4. Cuando son prendas de seda blanca que tienen algún ligero cambio de tono, o que se han manchado con dejarlas reposar unos minutos en agua con vinagre se arreglará el problema/strong>, jamás colocarla en agua con lejía u otros blanqueadores que la destruyen.
  5. Guardar tu ropa de seda es tan importante como lavarla, si es lencería en el cajón debes colocar un paño para que quede sobre el mismo y así no pierda forma si no la usas tan seguido, guardarla en una caja como las que usan para sombrero con papel de china es lo ideal.
Compartir